29 febrero 2016

De Valdepiélago a Vegacervera con nieve de primavera. Viejo Camino de Santiago.

El otro día José Antonio y yo nos dispusimos a hacer un tramo del Viejo Camino de Santiago por la Montaña de León. Queríamos experimentarlo con mal tiempo, porque había estado nevando y queríamos comprobar el estado de la ruta con condiciones adversas.

(Microsoft Word - Etapa 13A_BO\321AR_VEGACERVERA)
Os dejamos este enlace de la vez que lo hicimos con buen tiempo, que es cuando os aconsejamos que lo hagáis:
http://rsas0010.blogspot.com.es/2013/09/el-viejo-camino-de-bonar-valdepielago.html


Llegamos a Valdepiélago después de cruzar su puente nevado y decidimos entrar en calor tomando un café en el Mesón «El Zaguán de Colín”que ya estaba abierto desde la mañana temprano y donde los montañeros encuentran un valor añadido en la información que sus propietarios nos proporcionan sobre el estado de rutas que aparecen en un gran cartel.

DSCF9073

Ya hemos escrito en otras ocasiones que el Viejo Camino de Santiago por la montaña de León iba por la Mata de la Bérbula y de allí por el collado de los maquis y el castro de Peña Morquera a la ermita de San Froilán :
“Por la Berbula y Morquera fueron a nuestro Valcesar y me dijeron haber visitado la ermita que Vos hizo y fueron con ellos hasta Dotes junto a Peña Galicia...bajamos por el camino que en hacendera, los de Correcillas y Crespas tenían muy cuidado.” Vexu Kamin de Julián González, Pág. 25

http://rsas0010.blogspot.com.es/2013/09/valdepielago-s-feliz-de-villalfeide.html

Sin título

Nos advirtieron que en esta ocasión lo íbamos a tener complicado debido a las fuertes nevadas caídas en los días anteriores que desaconsejaban esta ruta.
Lo que no podemos obviar de ninguna manera es la visita a la ermita del santo por lo que echamos mano del libro “La ribera del Torio” escrito por Maximiliano González Flórez en 1982:
“La ermita que hoy sustituye a la cueva de san Froilán es de un estilo muy sencillo…sobre el arco de la entrada hay un escudo heráldico que lleva la imagen de Santiago Apóstol en plan acometida guerrera. Este santo tenía que presidir las rutas de peregrinación y por Valdorria pasaban miles de peregrinos que veneraban a San Froilán y proseguían después hacia el Camino de Santiago” (pág. 225)

P1130721

“Entre otras rutas peregrinantes se habla de una que venía desde Puente Almuhey pasando por Boñar, donde había un hospital de peregrinos. Seguía hasta Valdepiélago con dos direcciones, una llegaba hasta Nocedo para subir por la difícil senda que conduce a Valdorria. Otra se desviaba desde Valdepiélago por la Mata de la Bérbula para llegar a los lugares de veneración."
"Después de cumplir la visita, proseguían por Correcillas para pasar el Torio por el puente de Villalfeide. Seguían por el valle de Coladilla a Villar del Puerto para incorporarse por el camino de la Tercia en la Vid” (pág. 226)

P1070968

Ya teníamos la ruta alternativa, desde Valdepiélago seguiríamos por Nocedo y de allí a Valdorria y lo haríamos siguiendo la antigua calzada romana que nos indica de nuevo Don Maximiliano esta vez en su libro “La Montaña de los Arguellos” escrito en 1978:
“Al sur de Vegacervera hay un puente “romano” (el entrecomillado es suyo”) por el que se va a Villalfeide y después a Correcillas para subir por sendas difíciles a la peña de Valdorria, santificada por la presencia de San Froilán, en su vida eremítica. Por allí se llegaba a Nocedo y al castillo de Montuerto . Estas alturas fueron santificadas por las peregrinaciones desde el siglo X despues de la muerte del santo.” Pág. 16
Las ruinas de este castillo sirvieron de cementerio al pueblo de Montuerto durante mucho tiempo.

P1070978

La subida por la carretera a Valdorria es dura pero ¿qué puede frenar a los abnegados peregrinos dispuestos a subir Foncebadón o la Faba?. Tendrán también que vencer el vértigo de los trescientos sesenta y cinco escalones al borde del precipicio en el que se incrusta la ermita del santo como un nido de águilas, para después continuar en solitario por los caminos del valle de Valdecésar donde antiguamente lo acogerían a su caridad los cenobios de san Juan Bautista, Santo Tomás y Santiago que por aquí se encontraban en aquella época.

Sin título

¡De repente! Unas manchas de sangre sobre la nieve captan nuestra atención ¿Serían las del asno que ayudaba al Santo en la construcción de su ermita, despedazado por el hambriento lobo? Todos los peregrinos conocemos la leyenda y sobre la ermita podéis ver en su escudo, al patrón Santiago y un lobo sobre un burro, pues se dice que cuando S.Froilán la construía en el empinado monte, ayudado por el burro, un lobo hambriento se abalanzó sobre el asno y se lo comió. El santo recriminó al lobo, que cogiendo con su dientes las alforjas del burro le sustituyó subiendo los materiales para finalizar la obra.

Sin título

Tuvimos la solución al enigma unos metros mas abajo cuando pudimos ver a un gran mastín leonés arrastrando a un corzo que muy posiblemente se había herido al saltar entre la nieve, Así que esto sirvió de aviso a navegantes y hizo ser más cuidadosos aún, en nuestro caminar, redoblando nuestra prudencia.

Sin título

Al no estar señalizado aún, seguimos la dirección marcada en nuestro track por estos parajes magníficos.
Sin título

En un momento dado, mi compañero José Antonio y yo, decidimos hacer un alto en el camino para reponer fuerzas y fijaos como J. A. cambió su centro de gravedad, hundiéndose más y más en la nieve después de comer el bocata. Yo por mi parte, practiqué la bajada libre sin trineo, porque bien sabemos ambos que hay que tener buen humor para superar las dificultades del camino.

IMG-20160225-WA0010

Pero finalmente, nuestros esfuerzos se vieron recompensados y avistamos el pueblo de Correcillas “El techo del Torío” como reza un menhir hincado entre las primeras casas. Entramos por la calle la Barriada que además de su nombre luce el escudo del Ayuntamiento de Valdepiélago al que pertenece. Este escudo está formado por un bosque de robles, lugar del concejo abierto que caracterizaba a estos hombres libres y dos castillos defensivos del territorio, los de Montuerto y Aviados.

Sin título

Correcilllas es además el pueblo donde nuestro amigo Julián, autor del Vexu Kamin tiene su segunda residencia y donde se inspiró para escribir otro de sus libros : Pai Frolanus.

Sin título

Matías Díez Alonso coincide en el itinerario a seguir en su libro “Las riberas del Torio”:
“Correcillas se enclava como un nido colgado del pico Polvoredo y con una paisajística de suma belleza. Por aquí bajaba una senda de peregrinos que subiendo por Nocedo y Valdorria, por todos pagos de San Froilán el ermitaño y luego obispo de León en el año 900, seguía a Correcillas, bajaba a Villalfeide, pasaba el pontarrón romano en dirección a Vegacervera, Valle, Villar del Puerto a bajar a la Vid.” p. 21

Sin título

Como la travesía por nieve había mermado nuestras fuerzas, seguimos la ruta por la carretera que nos conducirá a Villalfeide, donde preguntamos si está aún transitable el sendero que cerca de la carretera, conduce a Correcillas.

Sin título

Seguimos luego a la ermita que fue antiguamente monacato femenino. Allí nos detuvimos contemplando sus pinturas, capiteles y nos horrorizamos ante sus calaveras emparedadas hasta que una marca de cantero que simboliza un reloj de arena nos sacó de nuestro ensueño. Si seguimos por allí no conseguiremos comer en Vegacervera, nuestro destino de hoy.
http://rsas0010.blogspot.com.es/2013/11/el-viejo-camino-de-santiago-de.html

P1060969

Cruzamos el viejo puente y entramos en esta localidad de la montaña leonesa tan querida por los montañeros y...¡no os preocupéis!, pues aunque tarde, nos dieron muy bien de comer aunque ya no quedaba en el menú la cecina de chivo tan típica de la zona, que para eso hay que avisar con más tiempo, pues es un plato que no se puede improvisar

DSCF8928HDR

Recuerdo que una vez, nos cedieron el polideportivo, pues éramos muchos los comensales que compañeros de empresa habíamos recorrido como hoy estas montañas. En aquella ocasión me concedieron el honor de preparar una típica queimada.
http://rsas0010.blogspot.com.es/2007/06/vegacervera-len.html

P1090212
Aquí dejamos la narración por hoy y a todos os deseamos ¡Buen camino, peregrinos!



Ved nuestro reportaje fotográfico.


Textos de Rafael Cid

Fotos de Rafael Cid y José Antonio Cuñarro

2 comentarios:

daniel paniagua diez dijo...

Qué estupenda excursión hicistéis, y buena nevada.

Rosa Fadón dijo...

Qué suerte disfrutar de nuestra montaña en cualquier época ¡¡¡siempre se recargan las pilas!!!